El ministro de Justicia de la Nación, Germán Garavano, aseguró que la designación de los jueces Horacio Rosatti y Carlos Fernando Rosenkrantz como ministros de la Corte Suprema a través de un decreto “es un mecanismo que prevé la Constitución Nacional” para casos en que el Congreso está en receso.
Además, Garavano recordó que se trataba de “un pedido” expreso del presidente de la Corte Ricardo Lorenzetti, luego de que el máximo órgano de justicia quedara reducido a sólo tres miembros.
“Respecto a la forma de designación, la Constitución es clarísima. He escuchado a muchos constitucionalistas cuestionando la forma. No he escuchado ningún argumento que diga por qué la Constitución es inconstitucional. La Constitución tiene un método claro para esta específica circunstancia que es cuando el Congreso esté en receso, habla de aquellos cargos que requieren de acuerdo del Senado, y establece un mecanismo directo. Entonces estamos cuestionando por la falta de uso o de costumbre de este mecanismo”, dijo Garavano esta mañana a radio Mitre.
Agregó que “se da una paradoja más que inusual”, que es que ni el presidente Macri ni él tenían relación previa con ninguno de los dos jueces designados a través del decreto 83/2015 que se publica hoy en el Boletín Oficial con la firma del presidente Macri.
“Los conocíamos, teníamos referencias, ambos tienen pergaminos intachables, pero no tienen ninguna relación previa con el Presidente ni con el ministro de Justicia”, consignó el funcionario, que añadió que “ni siquiera” habían hablado antes con ellos “más allá del momento en el que se tomó la decisión”.