Después de más de 10 años, se volvió a realizar una valvuloplastía mitral con balón en el Servicio de Hemodinamia del Hospital Interzonal Especializado en Agudos y Crónicos San Juan de Dios de la ciudad de dependiente de Región Sanitaria XI.

La valvuloplastía mitral con balón es una de las opciones del tratamiento a pacientes que presentan estenosis mitral de causa reumática y después de 10 años el Hospital San Juan de Dios retoma este tipo de intervenciones. La estenosis mitral se genera cuando la válvula no se puede abrir lo suficiente por importante calcificación de la misma. Como resultado, hay menos flujo de sangre hacia el cuerpo.
La practica estuvo a cargo de los Doctores Ricardo Aquiles Sarmiento, Jefe de Servicio de Hemodinamia del Hospital Alta Complejidad en Red “El Cruce”, (quien accedió a compartir su amplia y vasta experiencia), Agustín Ignacio Hauqui, Guillermo Oscar Mulinaris y María Laura Sisu , Médicos Staff del Servicio de Hemodinamia del Hospital San Juan de Dios, (cuyo Jefe es el Dr. Guillermo Sambeth y su Jefa de Sala Interina Dra. María Rosa Bondavalli). Se contó con el apoyo del Dr. Leandro Geronés del Servicio de Ecocardiografía del hospital.

Causas y consecuencias

La válvula que se ve afectada en este caso se encuentra separando las dos cámaras en el lado izquierdo del corazón. En condiciones normales, la válvula se abre lo suficiente para que la sangre oxigenada pueda fluir desde la cámara superior del corazón izquierdo (aurícula izquierda) hasta la cámara inferior (ventrículo izquierdo) desde donde va a ser impulsada a través de la arteria aorta a todos los órganos del cuerpo.
En los adultos, la estenosis mitral ocurre con mayor frecuencia en personas que han sufrido fiebre reumática. Ésta es una afección que puede desarrollarse después de una angina causada por un subtipo de Estreptococos que no se trató de manera adecuada.Los problemas en las válvulas se desarrollan de 5 a 10 años o más después del episodio de fiebre reumática. Los síntomas pueden tardar más años en aparecer.
Una vez que la válvula se cierra lo suficiente los pacientes comienzan con síntomas como:
• Dificultad respiratoria durante o después del ejercicio o al estar acostado.
• Despertarse debido a problemas para respirar (el síntoma más común).
• Fatiga.
• Hinchazón de los pies o de los tobillos.
• Molestia en el pecho que se incrementa con la actividad, se irradia al brazo, al cuello, a la mandíbula u otras zonas (poco común).
• Tos, posiblemente con flema sanguinolenta.

El diagnóstico se realiza haciendo una ecografía del corazón.

El procedimiento se realizó bajo anestesia local accediendo a través de una vena de la pierna, a la cámara superior del corazón derecho (aurícula derecha), de ahí se atraviesa la membrana que separa ambas aurículas (septum interauricular) con una aguja y se llega a la cámara superior izquierda del corazón (aurícula izquierda). Seguidamente, se infla un balón (balón de INOUE) en dos oportunidades sobre la válvula mitral, logrando recuperar el tamaño del orificio previamente reducido (Figura 2).

Inflado del balón de INOUE en la válvula mitral

A las 48 horas la paciente fue dada de alta de la Unidad Coronaria sin complicaciones con franca mejoría de sus síntomas.
Nos llena de satisfacción poder realizar nuevamente este tipo de prácticas en un hospital público dependiente del Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires, que resulta exitoso en el 90-95% de los casos y con baja tasa de complicaciones.

Compartir