Luego del montaje de la maquinaria, las capacitaciones al personal y la difusión del programa GIRSU en las instituciones educativas, nuestra planta comenzó a operar de manera permanente.

Los trabajos se iniciaron con el arribo del primer camión, donde dos operarios realizaron la preselección del material recuperable en la tolva de descarga. El resto del personal, ubicados a ambos lados de la cinta de clasificación, realizaron los trabajos de selección para su posterior prensado. El material no seleccionado fue trasladado hacia la celda controlada.

Es fundamental el compromiso de todos los vecinos y comercios en las tareas de separación de sus residuos en origen. Por ello solicitamos que el material recuperable sea colocado en bolsa verde y el resto en bolsa negra, para que la planta funcione eficientemente y así podamos transformar nuestros residuos en recursos.

Compartir