La sentencia fue dictada por el juez Sergio Moro, responsable de las investigaciones sobre la mega trama de lavado de dinero destapada en el seno de la petrolera estatal. La sentencia es de primera instancia y no determina prisión inmediata.

El ex presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, de 71 años, fue condenado este miércoles a nueve años y medio de cárcel por un tribunal de primera instancia, por su implicación en la red de corrupción que operó en Petrobras, informaron fuentes oficiales.

La sentencia fue dictada por el juez Sergio Moro, responsable de las investigaciones sobre la mega trama corrupta destapada en el seno de la petrolera estatal, quien encontró a Lula culpable de los delitos de corrupción pasiva y lavado de dinero.

La sentencia es de primera instancia y no determina prisión inmediata. Incluye además la prohibición para ocupar cargos públicos durante 19 años.

NOTICIA EN DESARROLLO

 

 

Compartir