La gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, aseguró que en estos primeros 100 días de gobierno confirmamos que “se puede gobernar de otra manera, al servicio de los vecinos, diciendo la verdad y trabajando en equipo”.
“Hace 100 días que asumimos el desafío de empezar a transformar la provincia y ponerla de pie. El camino para lograrlo no es fácil, pero en cada paso confirmamos que se puede gobernar de otra manera, al servicio de los vecinos, diciendo la verdad y trabajando en equipo con todos. Lo que nos impulsa hacia adelante es una convicción profunda que no se basa en una persona ni en un grupo de iluminados”, expresó Vidal en una nota de opinión publicada hoy en el matutino platense El Día.
Destacó que “muchos de los problemas estructurales persisten y no se van a ir de un día para el otro. Durante años hubo un Estado que le dio la espalda a la gente y la deuda social es enorme”. “Nuestro potencial más importante, lo que impulsa nuestra esperanza, somos nosotros mismos”, precisó tras recordar que durante la campaña recorrió toda la provincia y charló con vecinos tocando timbre “casa por casa”.
Luego aseguró que “hoy como gobernadora, sigo haciéndolo. Sigo escuchando y conociendo a personas maravillosas, que me confirman de qué estamos hechos los bonaerenses”.