Los desastres naturales sufridos por el planeta en el 2015 afectaron a unas 98,6 millones de personas, mientras que el 92 por ciento de los casos fueron causados por el clima, en el año considerado como el más caluroso jamás registrado.

Un informe de la Oficina de la ONU para la Reducción del Riesgo de Desastres y el Centro de Investigación de la Epidemiología de los Desastres (Unisdr) revela que los cinco países más golpeados por desastres naturales en 2015 fueron China (26), Estados Unidos (22), India (19), Filipinas (15) e Indonesia (11).

Además, el impacto más evidente se observó en las 32 sequías fuertes registradas el año pasado, más del doble con respecto al promedio anual de 15 en la década anterior, y que afectaron a más de 50 millones de personas, especialmente en África.

Los terremotos, aunque no son los más frecuentes, sí son la amenaza natural más mortal, como el que tuvo lugar en Nepal, que causó 8.831 muertos, detalló el estudio.

Por el número de damnificados, las inundaciones ocuparon el segundo lugar de importancia, con 27,5 millones de personas afectadas en 152 episodios en todo el mundo durante 2015.
Las tormentas, intensificadas el calentamiento del planeta, constituyeron el tercer tipo de desastres que más gente afectó, con 10,5 millones de personas.

Las temperaturas extremas fueron otra categoría de desastre particularmente grave en 2015, sobre todo las olas de calor.

Frente a la gravedad de estos fenómenos, el pasado 22 de abril la Organización de Naciones Unidas (ONU) fue escenario de la firma del Acuerdo de Cambio Climático para luchar contra el calentamiento global, que marcó un nuevo récord al contar con la participación de 175 países firmando el documento en un mismo día.

Con la presencia de más de 60 mandatarios que se dieron cita en Nueva York, la ONU concretó el acuerdo alcanzado en diciembre en la ciudad de París, que busca limitar el aumento de la temperatura promedio global por debajo de 2 grados centígrados.

Telam