Ya pasó un año de aquel fatídico día, donde la Jueza Polchowski, titular del Juzgado de Familia N°1 de Dolores tomó la decisión de que el pequeño fuera entregado a otra familia.

Con dolor y recuerdos, este sábado en la rotonda de la plaza Libertad de Balcarce, niños, adolescentes y adultos marcharon acompañando a Victoria y Octavio, al pedido de Justicia, exigiendo una rápida respuesta.

La mamá del corazón del pequeño, leyó una carta cargada de emociones y sentimientos hacia el niño; Al tomar la palabra Octavio, visiblemente angustiado, dijo que la inacción del Estado ha sido muy grande y que espera que la situación se revierta. “Me gustaría saber cómo está nuestro hijo. Si tiene frío, calor, si necesita algo. Hasta el momento no sabemos nada. Nadie nos ha dado una respuesta”.

Victoria Balda y Octavio Vignolio reiteraron su pedido conmovedor para que “Titi” –el nene de dos años y medio al que tuvieron en guarda durante un año- les sea restituido, y para que se levanten las medidas restrictivas hacia ellos oportunamente dispuestas.

Luego tantos meses de sufrimiento, de angustia, y de preguntas que van y vuelven sin una respuesta sensata que calme tanto dolor, SIENTEN QUE EL NENE ESTÁ SUFRIENDO UN SEGUNDO ABANDONO POR DECISIÓN DE UNA JUEZA.

Octavio agradeció el acompañamiento de los vecinos en la fría tarde, donde la palabra que más se escuchó fue, una vez más, JUSTICIA POR “TITI”.