El gobierno cubano afirmó este domingo que no hará concesiones en sus asuntos internos y rechazó las exigencias de Estados Unidos a la isla para cambiar su sistema político y económico.

“Cuba no realizará concesiones inherentes a su soberanía e independencia, no negociará sus principios ni aceptará condicionamientos”, señaló el vicepresidente cubano, Miguel Díaz-Canel.

“Los cambios necesarios en Cuba los decidimos nosotros”, afirmó Díaz-Canel durante el acto por el 50mo. aniversario de la muerte del guerrillero Ernesto Che Guevara.

El discurso fue en respuesta a las declaraciones del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en las Naciones Unidas, donde aseguró que solo se levantaría la presión sobre Cuba cuando haga reformas políticas y económicas, informó la agencia de noticias DPA.

Compartir