Nuestra ciudad fue la encargada de organizar una cita diferente de la temporada de Rally ya que por única vez durante el calendario de competencia de 2017, se realizaron dos fechas en un mismo fin de semana y fue la segunda visita de la categoría a suelo castellense en este año.

Además, este fin de semana se conocieron  los primeros campeones. Federico Devoto, en el Maxi Rally, y Eduardo Lonati que cosechó el primer título con autos de tracción integral. Ariel Scafati, obtuvo el título de la R3T, Alfredo Dávila se quedó con el campeonato de la N3 y Paulo Soria, se alzó con el título de la Junior, en su primer año en la divisional. Todos los demás se definirán en el Gran Premio Coronación, a desarrollarse en Ranchos.

El sábado se corrió la 7ma fecha en la que el castellense Guillermo Medley, tuvo una muy buena actuación en la A Histórica quedándose con la segunda ubicación.

La batalla más pareja de la jornada la brindaron los protagonistas de la N2, donde a poco del final, había cuatro binomios encerrados en apenas cinco segundos y fue Martín Ibarra el que terminó triunfador. Los castellenses Pedro Ochoa y Omar Ruberto a 6.8 segundos y Mariano Sobre, a 12.3, fueron los que completaron el trio de premiación.

En la octava fecha, disputada el domingo, el local Pedro Ochoa tuvo revancha en la N2 y ganó una vibrante carrera, ya que la diferencia final, con Mario Llinas fue de apenas dos segundos y medio. Ambos serán los encargados de definir quien se queda con el título en la divisional en la 9na fecha en Ranchos.

Desde la categoría Mar y Sierras, subrayaron la gran organización de la carrera en Castelli, ya que se desarrolló todo en tiempo y forma y con una presentación de los caminos, que fue elogiada por la mayoría de los pilotos y navegantes.

 

Compartir