Los productores dicen que tienen voluntad de colaborar, pero “el estado beneficia más a la industria que al campo”.

Tanto en la Sociedad Rural de Pergamino como en la de Chascomús se reunieron ayer los productores y representantes de CARBAP donde tras el análisis manifestaron preocupación por el impacto que acarreara en las Pymes industriales del agro el aumento del Impuesto Inmobiliario Rural que plantea aplicar el gobierno.

AUDIO

En diálogo con Radio Provincia, el Presidente de Sociedad de Fomento Rural de General Belgrano, José Luis Parodi aseguró que “estos aumentos son sacados de contexto porque el aumento es superior a la inflación del último periodo. Venimos de un aumento del 38% y nos parecía oportuno que debería estar relación con el aumento de la inflación de este año”.

En el mismo sentido, Parodi puntualizó que “pareciera que el aumento se define por la necesidad del estado de satisfacer sus arcas y no por la justicia de ajustar el impuesto inmobiliario. Se tuvo en cuenta ese criterio sin ver cuál es la realidad efectiva del productor”.

“Nosotros tenemos voluntad de colaborar con el gobierno, pero vemos que el estado provincial no es justo. El sector agropecuario sólo se ve beneficiado con la eliminación de impuestos de ingresos brutos mientras que las pymes tienen más beneficio, por eso entendemos que hay preferencia sobre la industria y no sobre el campo que siempre apoyo la situación económica nacional y provincial”, remarcó el Presidente de la Sociedad de Fomento rural.

“El peso de los impuestos en el campo es importante, el inmobiliario no juega un papel preponderante pero sí el de ingresos brutos que es un impuesto distorsivo. Creemos que no somos escuchados adecuadamente, quizás por el desconocimiento de las actividades que nosotros desarrollamos, por lo cual desde un escritorio se establecen normas que realmente afectan a los productores”, finalizó el representante agropecuario.

Compartir