Haciéndose eco de los vecinos, los Concejales de UC-PJ renuevan los reclamos por las condiciones en las que se presta el servicio.

En diciembre 2016, entre múltiples anuncios mediáticos, llegó al recinto del HCD el tan comentado y poco explicado proyecto de municipalización de la prestación del servicio de agua corriente.

Con mayoría absoluta garantizada, el sector identificado con los colores del Ejecutivo Municipal se garantizó su aprobación. Ahora bien, qué propone el proyecto: “El proyecto dice poco y nada, es sólo un título rimbombante y nada más”, sostuvo la Concejal Verónica Celasco.

El bloque de Ediles de la Unidad Ciudadana- Partido Justicialista, sostiene que detrás de los titulares, el Intendente sólo pidió autorización para cumplimentar con sus tareas inherentes y poco explica sobre el proceso que se encararía.

“En 2017, en una sesión maratónica, el proyecto salió con aprobación del sector de Cambiemos, poco se ha avanzado y explicado. Nosotros exigimos saber qué intenciones y procesos hay detrás de ese título; qué pasaría con los actuales empleados de ABSA (su sueldo es mayor que el que perciben los empleados municipales); cómo se manejaría y acordaría con los municipios que nos provisionan de agua… Es poco serio presentar y aprobar un proyecto que sólo tiene 5 líneas detrás de un título de impacto” sostuvo la Concejal Celasco.

En tanto, los vecinos transitaron un verano con reiterados cortes de agua o flujo insuficiente y en malas condiciones. Se multiplicaron por decenas las denuncias en redes sociales mostrando las deficiencias en el abastecimiento del servicio.

Los Concejales Verónica y Facundo Celasco, Gonzalo Tavela y Berenice Gimenez resaltan que es urgente resolver la situación actual que padecen en la prestación del servicio, sin embargo peticionan un tratamiento más serio y respetuoso en las presentaciones realizadas en el recinto, sin saltear el paso por comisiones como pasó con este proyecto.

El bloque, además, hizo presentaciones frente a la Defensoría del Pueblo de la Pcia. De Buenos Aires, OCABA (Organismo de Control de Agua de Buenos Aires) y ABSA para frenar los aumentos y pedir los arreglos y soluciones necesarias en la ciudad.

“No queremos que se siga engañando a los vecinos. Exigimos soluciones y el respeto a las normativas municipales y provinciales en vigencia” sostuvo al finalizar la Dra. Celasco.

Parte de Prensa