A través de un comunicado oficial, Prefectura da 10 días hábiles para incorporar la indumentaria. “De no ser así, no saldrán al mar”, explicaron desde el Simape.

A raíz de la búsqueda del buque Rigel, la Prefectura Naval Argentina, emitió un comunicado en el que se estipula a partir de este miércoles la obligatoriedad de todos los barcos nacionales de contar con trajes anti-exposición a bordo.

Este tipo de indumentaria es una herramienta que permite al momento de transitar una situación de emergencia, mantener con vida a los tripulantes.

“Se usan en todos los países del mundo que tienen agua fría, pero no estaba estipulado para Argentina”, contó a 0223 Pablo Trueba, Secretario General del Sindicato Marítimo de Pescadores (Simape).

En agosto de 2007 diferentes gremios y organizaciones pesqueras le habían pedido al organismo nacional la incorporación de estos trajes. “Pero hasta el momento no habíamos tenido ningún tipo de respuesta”, denunció el referente.

Los barcos, tendrán a partir de la fecha, 10 días hábiles para incorporar tantos trajes anti-exposición como tripulantes viajen a bordo. “De no ser así, no se les permitirá salir”, indicó Trueba.

“Esta indumentaria homologada bajo normativas internacionales permite mantener con vida a los marineros entre 72 y 36 horas, según el frío del mar”, explicó el secretario general y concluyó: “Son una esperanza más de vida en el caso que haya que hacer abandono”.

Además de este “logro”, Trueba confirmó que en los próximos días se formará un foro compuesto por representantes de diferentes gremios de todo el país, los Ministerios de Trabajo, Agroindustria y Seguridad, para tratar temas de la pesca en conjunto y teniendo en cuenta las voces de los diferentes sectores.