Si bien la funda de tu teléfono probablemente te haya salvado más de una vez de que no se rompa, ninguna es 100% confiable…hasta ahora.

Philip Frenzel, un estudiante de la Universidad de Aalen, en Alemania, desarrolló una funda que, cuando está cayendo, se activa y abre cuatro patas flexibles que no permitirán que el dispositivo choque fuertemente contra la superficie y se rompa.

¿Cómo funciona? El estudiante creó una funda que se conecta al teléfono y utiliza el acelerómetro que tiene dentro para determinar que está cayendo a grandes velocidades. En ese momento, se activará.