La superficie sembrada de trigo en el territorio bonaerense para la presente campaña aumentó un 18,8%, lo que implica un total de 2.363.251 hectáreas, de acuerdo a estimaciones oficiales del Gobierno provincial.

Esta importante expansión se registra a partir de un escenario de mejora climática, con una recomposición de humedad en los perfiles del suelo -especialmente en la zona centro y sudeste-, y la mejora en la relación insumo-producto, explicó el Observatorio de Datos del Ministerio de Agroindustria.

Al respecto, el ministro Leonardo Sarquís destacó que “el trigo y la cebada implican más de 200 mil puestos de trabajo, desde el fertilizante y la semilla a la chacra, los camiones, los molinos, las malterías, los puertos. Nuestro trigo es el más competitivo del mundo y en nuestra Provincia ya no son dos sino cuatro las zonas trigueras”.

“El trigo vuelve a ser protagonista. Crecemos en producción pero también en el interés de compra por parte de Brasil. Ha sido nuestra prioridad desde el principio de la gestión de María Eugenia Vidal  promover las buenas prácticas agrícolas y la rotación de cultivos. A través de una maratón de charlas con técnicos que se fueron repitiendo a lo largo de la Provincia, brindamos las herramientas que el productor necesita y ésto se notó a la hora de apostar al trigo. Hoy vemos más fertilización y mejor calidad del grano”, subrayó.