Luego de trabajar por más de 30 horas, se abrieron las válvulas para redistribuir el vital elemento.

Se reanudó el suministro de agua potable en Dolores; Le van dando presión poco a poco. Se estima que para esta noche el agua estaría llegando a los domicilios.

Se realizó una labor titánica para resolver el problema de la rotura de un caño maestro en la salida del tanque, ya que no se contaba con una pieza fundamental para el correcto funcionamiento. Al ser una emergencia, personal de ABSA confeccionó una de similares características a la original.

Afortunadamente esto ya se empieza a resolver, se abrieron las válvulas y se estima que esta noche vuelva a fluir el agua por las tuberías y comience a llegar a los hogares.

Un poco más de paciencia ya que el servicio va a reanudarse paulatinamente.

Se agradece profundamente el arduo trabajo que realizó el personal de ABSA Dolores, La Plata y Madariaga.