Francia abrió una investigación tras la desaparición del presidente de la Interpol, el chino Hongwei Meng, del que su familia no ha tenido noticias desde que viajó a su país a finales de septiembre, dijeron este viernes a la AFP fuentes próximas a la investigación.

Fue su esposa quien informó su desaparición a las autoridades francesas, añadió la fuente. La Interpol tiene su sede en Lyon, en el sureste de Francia.

Meng nació en la ciudad de Harbin, en la provincia de Heilongjiang, en 1953. Estudió en la Universidad de Beijing y fue director de la Guardia Costera China. Es presidente de la Interpol desde el 10 de noviembre de 2016.

Un funcionario francés que habló bajo anonimato aclaró que Meng efectivamente había arribado a China y que no había desviado su viaje. Sin embargo, no hubo más información respecto al horario en que Meng llegó al país comunista, ni sobre lo que llevó a su esposa a esperar hasta ahora para informar de su ausencia.

En un comunicado, Interpol dijo que estaba al tanto de los informes sobre la desaparición de su máximo funcionario y agregó que “esto es un asunto de las autoridades relevantes tanto en Francia como en China”. En la declaración se señaló que el secretario general de Interpol, y no su presidente, es responsable de las operaciones de la agencia internacional de policía.

La noticia sobre la desaparición de Meng se produjo durante un feriado público de una semana en China. En Beijing, los ministerios de seguridad pública y extranjera mantienen el hermetismo.

Algunos creen que la misión de Meng en China lo habrían llevado a estar cerca de los mandatarios anteriores del régimen, algunos de los cuales fueron blanco del actual presidente Xi Jinping en su supuesta ofensiva anti-corrupción para terminar con la oposición dentro del Partido Comunista, del cual Meng formó parte.

Antes de asumir como presidente de Interpol, Meng había desempeñado el cargo de viceministro de Seguridad Pública en China. En aquel momento, las organizaciones de Derechos Humanos expresaron su preocupación al considerar que el régimen podría utilizar la posición de su ex funcionario, que fue un peso pesado del partido comunista chino, para perseguir a los disidentes del Gobierno chinos que están en el extranjero.

La Interpol (Organización Internacional de Policía Criminal) es la mayor organización policial de orden internacional. Cuenta con 192 países miembros y fue fundada el 7 de septiembre de 1923.

Su trabajo se centra en la prevención del crimen organizado de carácter transnacional. Además, concentra buena parte de sus esfuerzos en capturar a prófugos de la Justicia que escapan de sus países.

Fuente: AFP/Infobae

M.E.B.