Los gremios estatales mayoritarios aceptaron este jueves la propuesta salarial realizada por el gobierno bonaerense y que consiste en un aumento salarial del 11 por ciento a partir de este mes.

Ese porcentaje suma al 19 por ciento que ya están percibiendo los trabajadores de la administración pública, de forma que el acumulado en el año llegará al 30 por ciento.

La decisión acaba de ser adoptada por UPCN, el sector que conduce Carlos Quintana, y los sindicatos enrolados en la Fegeppba. Ambos reúnen la mayoría la mayoría de la paritaria, lo que garantiza el acuerdo salarial propuesto por la administración de María Eugenia Vidal.

En tanto, la oferta fue rechazada de plano por la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE). “Lo ofertado no alcanza a contemplar la proyección inflacionaria de cara a diciembre y además el gobierno no es creíble en cuanto a que pudiera reflexionar y devolver la pérdida salarial”, afirmó el titular del sector, Oscar De Isasi.

El acuerdo implica que la Provincia y los gremios volverán a reunirse en diciembre para realizar una nueva revisión de la cuestión salarial en función de la evolución del costo de vida.