Referentes gremiales liberados por Hugo Moyano y alineados en el Frente Sindical para el Modelo Nacional junto a figuras del peronismo kirchnerista participaron hoy en Luján, junto a miles de manifestantes, de la misa ecuménica por “pan, paz y trabajo” que dijo el arzobispo de Mercedes, Agustín Radrizzani, frente a la Basílica de esa ciudad y que incluyó una homilía con felicitaciones a los presentes por “construir una alternativa humana a la globalización excluyente”.

La jornada comenzó temprano en Luján con la llegada de referentes del FreSiMoNa , con Hugo y Pablo Moyano a la cabeza, acompañados por el canillita Omar Plaini, el bancario Sergio Palazzo, el mecánico Ricardo Pignanelli, quienes luego de desayunar se sumaron a la primera fila de la ceremonia religiosa junto a dirigentes opositores como Felipe Solá, Daniel Scioli, Guillermo Moreno, el titular del PJ bonaerense, Gustavo Menéndez y un grupo de intendentes entre los que estaban Verónica Magario (La Matanza) y Gabriel Katopodis (San Martín).

Tal como se había anunciado, pese a esa fuerte presencia de una facción política, no hubo identificaciones partidarias y, en cambio, los miles de asistentes portaron banderas argentinas. Desde la Pastoral Social, cuyo titular, el arzobipso Jorge Lugones, se había reunido con Moyano padre en la semana, justo cuando se tramitaba el pedido de detención de su hijo Pablo, aclararon que la Iglesia no convocó formalmente a la jornada, de la que participaron también representantes de otros cultos.

Sin embargo, ante la dirigencia gremial y partidaria, Radrizzani desgranó una homilía con marcado tono político en la que alertó sobre la existencia de un “un sistema de avaricia” del cual, dijo, “el sistema financiero es su máxima expresión”. El arzobispo, además, felicitó a los presentes y los alentó a que “construyan una alternativa humana a la globalización excluyente”. Enfático, desde el altar montado en la vereda de la Catedral, Radrizzani dijo: “que Dios les dé coraje, perseverancia y pasión para seguir sembrando”.

Luego, pastores y sacerdotes leyeron en conjunto una oración ecuménica en la que pidieron el cambio del modelo económico. “Que tanto el oficialismo como la oposición cambien el modelo económico y convoquen a un acuerdo social”, sostuvieron. El cierre del acto fue con el himno.

De la ceremonia participaron también los sindicalistas docentes, entre ellos Hugo Yasky, que además es diputado nacional por Unidad Ciudadana y Roberto Baradel, del Suteba, una organización que ayer, junto a las del resto de la Frente de Unidad Gremial (FUGB) anunció que se plegará a un paro nacional el miércoles, contra el tratamiento del presupuesto nacional, con lo que los días sin clase llegarán a 27 en la Provincia.

Al mismo tiempo, antes de participar de la celebración religiosa, Pablo Moyano no descartó la realización de un “paro de 48 horas, luego de Héctor Daer, uno de los secretarios generales de la CGT dijera que estudian, aún sin fecha, uno de 36 horas. (DIB) AL

Sin embargo, ante la dirigencia gremial y partidaria, Radrizzani desgranó una homilía con marcado tono político en la que alertó sobre la existencia de un “un sistema de avaricia” del cual, dijo, “el sistema financiero es su máxima expresión”. El arzobispo, además, felicitó a los presentes y los alentó a que “construyan una alternativa humana a la globalización excluyente”. Enfático, desde el altar montado en la vereda de la Catedral, Radrizzani dijo: “que Dios les dé coraje, perseverancia y pasión para seguir sembrando”.

Luego, pastores y sacerdotes leyeron en conjunto una oración ecuménica en la que pidieron el cambio del modelo económico. “Que tanto el oficialismo como la oposición cambien el modelo económico y convoquen a un acuerdo social”, sostuvieron. El cierre del acto fue con el himno.

De la ceremonia participaron también los sindicalistas docentes, entre ellos Hugo Yasky, que además es diputado nacional por Unidad Ciudadana y Roberto Baradel, del Suteba, una organización que ayer, junto a las del resto de la Frente de Unidad Gremial (FUGB) anunció que se plegará a un paro nacional el miércoles, contra el tratamiento del presupuesto nacional, con lo que los días sin clase llegarán a 27 en la Provincia.

Al mismo tiempo, antes de participar de la celebración religiosa, Pablo Moyano no descartó la realización de un “paro de 48 horas, luego de Héctor Daer, uno de los secretarios generales de la CGT dijera que estudian, aún sin fecha, uno de 36 horas.

También estuvo el ex premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel, Gustavo Vera (La Alameda) y Juan Grabois (CTEP), además del dirigente de los metrodelegados Norberto Segovia. Entre los intendentes también pudo verse a Martín Insaurralde (Lomas de Zamora), Alberto Descalzo (Ituzaingó), Mariano Cascallares (Almirante Brown), Jorge Ferraresi (Avellaneda), además del ex candidato a gobernador bonaerense Julián Domínguez, oriundo de Chacabuco. Por La Cámpora, el representante fiue Eduardo “Wado” De Pedro. (DIB) AL