El gobernador jujeño, Gerardo Morales, remarcó que hace falta “un plan de contingencia para que no caiga la actividad” económica.

“Estamos en una situación como en los casos de inundación. Corrió el agua y está todo para reconstruir. En esta etapa estamos”, aseguró a la prensa jujeña luego de inaugurar el sábado un festival musical.

Tras indicar que hubo una devaluación “muy fuerte”, con alzas de precios por encima de ello, señaló que Jujuy está haciendo “un gran esfuerzo” con un plan de contingencia que a su juicio “se tiene que hacer en todo el país para que no caiga la actividad”

En este sentido, señaló que su Gobierno está atendiendo a los micro y pequeños empresarios, al comerciante y “que no caiga la obra pública; promoviendo obras con cooperativas”, entre otros.

“Van a ser varios meses complicados todavía”, aunque cree que “el año que viene la economía tiene que volver a crecer”, apuntó Morales, para quien hace falta “trabajar desde los gobiernos de las provincias para acompañar este peor momento con políticas activas”.