El ministro de Economía bonaerense destacó además que “por segundo año consecutivo y por primera vez en décadas, los impuestos en el sentido global de la Provincia bajan”.

El ministro de Economía de la provincia de Buenos Aires, Hernan Lacunza, aseguró hoy que el aumento del impuesto inmobiliario en un 38% que incluye el proyecto de Presupuesto y ley Impositiva 2019 presentados por el oficialismo en la Legislatura provincial se compensa con la baja de otros impuestos como Ingresos Brutos, al que calificó como “muy distorsivo y perverso”, porque “atenta contra la competitividad”.

“Entiendo que el aumento del impuesto inmobiliario se lleve el titulo principal de los diarios pero no le hace justicia a todo el proyecto de Presupuesto y Ley Impositiva, ya que, a mi juicio, no destaca otras cosas más relevantes o que compensan eso”, señaló hoy el ministro en declaraciones a radio Mitre.

“Va a bajar Ingresos Brutos de manera muy significativa en la mayoría de las aéreas de la economía””

En esa línea, destacó que “por segundo año consecutivo y por primera vez en décadas, los impuestos en el sentido global de la Provincia bajan”. Y agregó que “va a bajar Ingresos Brutos de manera muy significativa en la mayoría de las aéreas de la economía”.

El Ministro de Economía bonaerense destacó el Presupuesto 2019 aprobado por la Legislatura provincial y remarcó que “es el segundo año consecutivo” en que el gobierno de María Eugenia Vidal determina una “baja de impuestos”.

“La baja más importante es en Ingresos Brutos, de medio punto. Pero es el segundo año consecutivo que la provincia baja impuestos”, indicó Lacunza a radio Milenium, al tiempo que señaló que “el año pasado fue más agresivo, ya que transferimos recursos públicos a los contribuyentes, empresas y vecinos”.

El funcionario destacó además que “a veces se dice que esto no es visible”, pero remarcó que sí lo es “cada vez que vamos al supermercado”.

“Un changuito de $1.000 tiene $100 de Ingresos Brutos. El año pasado decidimos reducir en 1% Ingresos Brutos para 2018, y este año definimos una rebaja de 0,5% para 2019. En dos años le quitamos 1,5% de Ingresos Brutos al changuito que termina beneficiando al consumidor”, puntualizó Lacunza.

El funcionario precisó que “la provincia dejará de recaudar $ 11.000 millones por la rebaja en Ingresos Brutos”.

También se refirió al aumento del impuesto inmobiliario que subirá 38% a partir del año próximo, y remarcó que “está explicado por el valor de las propiedades, que por inflación subieron más de 40%”.

Indicó que este incremento “le significa a la Provincia un aumento de ingresos de $ 8.000 millones”, y puso de relieve que este ajuste “se estableció por debajo de la inflación”.

Afirmó también que “significará menos de $100 por mes el aumento para las propiedades más caras”, y añadió que en el caso del sector rural, donde el inmobiliario también aumentó 38%, “para tres de cada cuatro campos, el incremento representará por hectárea $ 192 mensuales”.