Se trata de un fármaco con actividad anticonvulsiva, que puede ser potencialmente utilizado en tratamientos contra la epilepsia. Lo descubrió Alan Talevi, integrante del Laboratorio de Investigación y Desarrollo de Bioactivos de la casa de estudios.

Un grupo de investigadores de la Universidad Nacional de La Plata desarrolló un nuevo fármaco con actividad anticonvulsiva, que puede ser potencialmente utilizado en tratamientos contra la epilepsia.

Este nuevo logro de la ciencia platense se originó en la tesis doctoral desarrollada por Alan Talevi, integrante del Laboratorio de Investigación y Desarrollo de Bioactivos de la Facultad de Ciencias Exactas (LIDeB – UNLP – CONICET).

Allí descubrió, mediante técnicas de modelado computacional, la actividad anticonvulsiva del propilparabeno, un compuesto químico que tradicionalmente se utiliza como conservante antimicrobiano en cosméticos, medicamentos y alimentos. El descubrimiento fue recientemente patentado en México, a partir de una alianza estratégica con uno de los máximos organismos de ciencia y técnica de ese país.

En cuanto a la importancia de su desarrollo, Talevi explicó que “el fármaco además de poseer actividad anticonvulsiva intrínseca, en combinación con otras drogas antiepilépticas -como el diazepam o el levetiracetam- protege del status epilepticus y del daño neuronal producido por el mismo. Esto hace que potencialmente pueda utilizarse, con fines preventivos, cuando una persona padece esa condición”.