Los trabajos demandarán una inversión de 40 millones de pesos y, una vez concluidos, estará garantizada la infraestructura adecuada a las necesidades de los aviones Boeing 737-800, que adquirió Aerolíneas Argentinas.

El aeropuerto de Formosa permanecerá cerrado entre el 19 de este mes y el jueves 13 de diciembre, para permitir las obras de modernización de la pista de aterrizajes, a los efectos de posibilitar las operaciones con aeronaves de mayor porte que las actuales, informaron desde el Ministerio de Transporte de la Nación.

El ancho actual de la pista de Formosa es de 30 metros y no permite realizar giros, por lo que se construirán dársenas de giro en las cabeceras que permitirán maniobrar con comodidad sin generar daños en aeronaves ni en los pavimentos existentes. La obra suma seguridad y agilidad a la totalidad de las operaciones en el aeropuerto.

Mientras el aeropuerto permanezca cerrado, los pasajeros que deban viajar desde y hacia la provincia de Formosa, podrán hacerlo a través de los aeropuertos de Resistencia y Corrientes, abordando un servicio de ómnibus que partirá y regresará a la terminal de micros de Formosa.

Las tarifas desde y hacia el aeropuerto de Corrientes serán de 250 pesos; y desde y hacia el aeropuerto de Resistencia, de 200 pesos.

Los pasajeros podrán comprar los pasajes de ómnibus de la empresa Expreso Tigre Iguazú en la zona de arribos de los aeropuertos de Resistencia y Corrientes. Los horarios se dispusieron en función de los horarios de los vuelos.

Unas 100.000 personas utilizan por año el aeropuerto de Formosa y el número de pasajeros está en aumento: entre 2016 y 2017 ese incremento fue del 11%; con 106.527 personas el año pasado. Entre enero y septiembre de este año ya volaron unas 88.000 personas.