Ese fue el argumento que utilizó Graciela Camaño al justificar el acuerdo opositor que impidió al oficialismo tener dos diputados en representación de la mayoría ante el Consejo de la Magistratura.

A través de una serie de tuits, la presidenta del bloque del Frente Renovador, Graciela Camaño, explicó las razones que llevaron a acordar con el kirchnerismo para reunir la representación de la mayoría en la Cámara baja ante el Consejo de la Magistratura.

La legisladora massista explicó que los integrantes de la oposición tenían tres posibilidades. “Acompañar el acuerdo parlamentario del gobierno y posibilitar el manejo de la designación y juzgamiento de jueces por parte de Cambiemos”, señaló en primer lugar; “abstenernos con lo que el resultado hubiera sido el mismo”, en segundo lugar, o bien “construir un acuerdo parlamentario para este tema que permita representar mejor la diversidad parlamentaria y la pluralidad de voces”.

“Diputados de diferentes provincias optamos por la tercera opción, en la certeza de que el poder absoluto nunca lleva por buenos caminos a una Nación, y el número 131 de un total de 257 con nuestras firmas, nos permite construir una posibilidad distinta”, explicó la diputada Camaño, que agregó: “Así llegará al Consejo de la Magistratura 1 diputado de Cambiemos, 1 diputado del Frente para la Victoria y está servidora por los bloques Argentina Federal, bloques provinciales y Frente Renovador”.

“Como siempre; en cada acto de mi vida iré sabiendo que represento al pueblo y tratando de honrar el cargo en cada acto que me toque examinar”, puntualizó Camaño, para concluir agradeciendo a los diputados que apoyaron su nominación, a los gobernadores, a su bloque y a Sergio Massa.