“Alianza es otra cosa, alianza es lo que supuestamente nos gobierna”, remarcó una de las diputadas elegidas por la oposición para cubrir uno de los cargos en el nuevo Consejo de la Magistratura. Remarcó que evitaron que Cambiemos pudiera alcanzar “una influencia casi determinante”.

La jefa del Frente Renovador en la Cámara de Diputados, Graciela Camaño, justificó la movida a través de la cual la oposición reunida en ese cuerpo impidió al oficialismo alzarse con los legisladores por la mayoría y lo atribuyó a un “acuerdo parlamentario”.

Camaño aclaró que el Congreso es “un cuerpo colegiado que se maneja por mayorías y minorías, y lo que ocurrió en realidad es que la mayoría del cuerpo decidió presentar una propuesta para la integración del Consejo de la Magistratura que tuvo más cantidad de adhesiones que la que propuso el oficialismo”. Pidió entender la situación de esa manera, porque “sino aparece que estamos tomando algo que no nos pertenece, y en realidad lo que se dio es que se renovó el Consejo de la Magistratura y que hay un mecanismo que antes se usaba de una manera, que a partir del advenimiento de Cambiemos se utiliza mediante el acuerdo parlamentario: las firmas de los diputados que le presentan al presidente de la Cámara proponiéndole las alternativas”.

“Lo que ha sucedido aquí es que Cambiemos aspiraba a tener los dos tercios (del Consejo), lo cual le permitía tener un manejo o una influencia casi determinante” en ese organismo, cosa que no pudo alcanzar, y en ese sentido aseguró que “lo que va a pasar en el Consejo de la Magistratura es lo más sano que puede suceder en democracia, que es que nadie tenga la mayoría. Que nadie tenga los dos tercios para poner, sacar, impugnar, o manipular el servicio de justicia en la Argentina”, sostuvo la jefa del bloque massista, que consideró eso “saludable”.

Y agregó que “si lo quieren pintar como un acuerdo político, como un arrebato, todo lo que se ha escuchado este fin de semana, incluso por diputados que no aceptan el resultado, lo cual es bastante peligroso, pueden pintarlo de lo que quieran”, y aclaró que ella va a representar “primero al pueblo, y luego recordar que he sido elegida porque hubo un grupo muy importante de la oposición que decidieron que sea yo la que ocupe ese lugar”.

Al planteársele en el programa Lanata sin filtro (radio Mitre) que para lograr ese fin se habían aliado con el kirchnerismo, Graciela Camaño aclaró que “alianza es otra cosa, alianza es lo que supuestamente nos gobierna… Esto ha sido un acuerdo parlamentario para un fin específico, y lo que nos movilizó a nosotros fue que el Consejo de la Magistratura tuviera pluralidad de voces”.

Por otra parte advirtió que “si alguien cree que esto le asegura impunidad a alguien, al Gobierno actual y todas sus causas, o al gobierno anterior, se equivocó en la elección”. Consigna Parlamentario.

Consultada respecto de un eventual acuerdo político con el kirchnerismo, Camaño señaló que “nosotros estamos construyendo un espacio político, porque entendemos que a la Argentina le ha ido muy mal con la grieta que se ha montado desde un relato: el anterior y el actual. Y aspiramos a representar esa alternativa que busca la mayoría de los argentinos”.

“Queremos ganarle a Macri y a Cristina”, aclaró, sin descartar si podrían llegar a confrontar con la expresidenta dentro de una misma PASO. “No creemos que este sea el momento para elucubrar públicamente cómo le vamos a ganar a uno o a otro”, puntualizó.