Un equipo de astrónomos del Observatorio Europeo Austral (ESO) detectó “por primera vez” en nuestra galaxia, la Vía Láctea, un “sistema estelar triple masivo”, que se considera como posible fuente de un futuro estallido de rayos gamma de larga duración, informó hoy ese organismo.

“Es el primer sistema de este tipo descubierto en nuestra galaxia”, dijo el astrónomo Joseh Callingham, del Instituto de Radioastronomía de los Países Bajos, a través de un comunicado del ESO. “No esperábamos encontrar este sistema en nuestro propio vecindario”, agregó.

El sistema tiene la apariencia de una “serpiente arremolinada” en torno al sistema estelar y los astrónomos, además de la denominación de catálogo “2XMM J160050.7-514245”, bautizaron el sistema como “Apep”, en referencia a una deidad egipcia que era una serpiente que encarnaba el caos.

En la mitología egipcia, el dios Ra, el sol, luchaba con Apep cada noche. La adoración a Ra ayudaba a su victoria y al regreso del sol cada mañana.

El sistema Apep – que comprende un nido de estrellas masivas rodeado por un “remolino” de polvo- fue captado por el instrumento “Visir”, instalado en el Very Large Telescope (VLT) de ESO, situado en Chile.

Los estallidos de rayos gamma están entre las explosiones más fuertes del universo, duran entre unas pocas milésimas de segundo y unas pocas horas y pueden liberar tanta energía como el sol durante toda su vida, reportó la agencia Efe.

Se cree que los estallidos de rayos gamma de larga duración -de más de dos segundos- son causados por explosiones de supernova o estrellas Wolf-Rayet de rotación rápida.

Hacia el final de sus vidas, algunas de las estrellas de masa más grande se convierten en estrellas Wolf-Rayet.

“Esa fase es de corta duración, y las Wolf-Rayets sobreviven en este estado durante apenas unos cientos de miles de años, un abrir y cerrar de ojos en términos cosmológicos”, dice el comunicado de ESO.