Los cuatro jóvenes que fueron detenidos por intentar entrar a la quinta familiar del presidente Mauricio Macri en el partido de Malvinas Argentinas, fueron liberados hoy por la Justicia.

Los jóvenes habían sido detenidos ayer por la mañana, luego de que intentaran entrar con un auto en la quinta “Los Abrojos”, propiedad de la familia Macri, diciendo que eran parientes del presidente, que se encontraba adentro descansando con su familia.

La orden de liberación fue dada hoy por el juez federal Juan Manuel Culotta, que investiga el caso. Las detenciones se habían producido ayer por la mañana, cuando un auto con cuatro ocupantes quiso ingresar a la quinta de Macri, y al verse descubiertos por la seguridad del lugar huyeron al grito de “Macri gato, te vamos a matar”. Tras una intensa persecución policial, finalmente fueron detenidos en la playa de estacionamiento de una casa de comidas rápidas en la intersección de las rutas 8 y 202, en el partido bonaerense de San Miguel.

Las fuentes indicaron que los jóvenes habían intentado entrar a la quinta de la familia Macri con la excusa de que uno de ellos era la ahijada del Presidente.

Los jóvenes habían logrado pasar el primer control de acceso a la quinta. Desde las ventanillas del auto, tomaron fotografías del interior con sus teléfonos celulares e, incluso, videos, aseguraron las fuentes policiales.

Cuando los agentes de seguridad se dieron cuenta del engaño e intentaron detenerlos, la conductora del automóvil dio marcha atrás y abandonó el lugar, lo que dio lugar a una persecución por parte de la Policía. “Macri gato, te vamos a matar”, gritó uno de los jóvenes al emprender la huida. (DIB)