Tras el pedido de Boca, el presidente de la Conmebol, Alejandro Domínguez, confirmó la postergación de la final de la Copa Libertadores.

La Conmebol decidió esta tarde suspender la revancha entre River y Boca, por la final de la Copa Libertadores, debido a la presentación realizada por el club xeneize tras la escalada de incidentes ocurridos en las afueras del estadio “Monumental”,

La final de la Copa Libertadores de América entre River y Boca se suspendió y se estima que se juegue el próximo 8 de diciembre en cancha y horario a confirmar.

Domínguez sentenció que “Conmebol ha tomado la postura de que en este caso no hay igualdad deportiva”, y agregó: “En esas condiciones queremos garantizar, porque nos importan el deporte y el juego, la igualdad de condiciones”.

De todas maneras, dejó claro que por ahora no se contempla la posibilidad de que la final se suspenda y se haga lugar al reclamo de Boca para que le otorguen los puntos. “Vamos a posponer y a buscar la fecha y hora adecuada para que se juegue la final”, explicó el dirigente.

Domínguez afirmó que en los próximos días se convocará a Asunción a los dirigentes de los clubes para determinar cuándo se jugará finalmente el encuentro.