Ocurrió alrededor de las 05: 00 de la madrugada en el km 385 de la Autovía 2.

El vehículo policial Toyota Hilux quedó con sus neumáticos hacia arriba, era conducido por un joven oficial de 24 años de edad que prestaba servicio en la subestación de policía comunal de Vivoratá, el mismo  pese a sufrir varios golpes no habría sufrido lesiones de gravedad y se encontraría en buen estado de salud.  El efectivo, conduciría bajo efectos del alcohol como consecuencia fue desafectado de la fuerza.

Se hizo presente en el lugar personal de emergencias medicas, personal policial y Aubasa.