La joven tordillense cautivó a jurados y público y pasó a la instancia más importante del programa.

Desde que Tordillo supo que una joven de su tierra iba a representar al pueblo en el programa La Voz Argentina, todos se unieron para apoyarla. Conocedores de su pasión por la música y el talento que corre por sus venas, era sabido que General Conesa, iba a dar que hablar.

Y asi fue: etapa tras etapa, Amorina hizo estallar a su gente en un grito de emoción. No faltaron las caravanas y las bocinas. Una característica de este pueblo que cobija los sueños de cada uno de los jóvenes que llevaron la bandera tordillense por cada rincón del país, la provincia o Sudamérica.

Porque talento sobra y cada conquista une a Tordillo para celebrar, para abrazarse, para dar rienda suelta a la alegría que quedará en la historia del pequeño pueblito de la provincia de Buenos aires.

Como tantas veces celebramos los enormes logros deportivos y educativos, hoy nos toca celebrar la proesa de esta joven cantante que se lució en todas las galas, llevándose los más lindos elogios del jurado. Lo hizo con pasión, con amor por lo que hace desde pequeña. Con humildad y llevando consigo sus raíces.

Amorina ya es finalista de La Voz Argentina, ya alcanzó su sueño, ese sueño que todo Conesa hizo propio, el mismo que en cada etapa superada, hacía  estallar de regocijo.

La noche de la semifinal se vivió con expectativas y  nervios pero también con la felicidad a flor de piel.  Ni bien Marley dio los resultados de la votación, todo fue alegría en Tordillo y bajo una llovizna que acompañaba, la fiesta no se hizo esperar.

Es que el camino fue largo: Luego de un casting entre miles de participantes que se presentaron de todo el país, Amorina Alday quedó seleccionada y pudo comenzar su gran sueño en La Voz Argentina.

 Se presentó por primera vez el 18 de octubre y cantó “Corazón Mentiroso”, que la joven de 19 años de General Conesa logró llevar a su estilo para comenzar a enamorar a todos con su voz.

“Yo quiero que la gente me conozca y conozca mis canciones. Lo importante es disfrutar y hacer lo que a uno le gusta. Es un sueño estar acá y estoy muy feliz por eso”, contó Amorina esa noche, que fue destacada por Axel, quien la sumó a su team .

Luego vino el primer duelo junto a una compañera del Team Axel: Lucila Ruiu,  y Amorina fue elegida por su coach, quien evaluó que debía seguir en su equipo rumbo a más gloria en el programa conducido por Marley. Ese día interpretó la bella canción “Zamba de amor en vuelo” de Tamara Castro.

Y siguió avanzando en los “playoffs”, donde de los 8 participantes que quedaron tras los pasos eliminatorios (de un total de 40 por equipo), Axel salvó a dos y entre ellos estuvo la tordillense, quien así evitó el teléfono de los televidentes que tuvieron que atravesar los 6 restantes. Esa noche se volvió a lucir con el popular tema, “No te creas tan importante”, y además de cantar demostró su presencia en el escenario.

Ya a la hora de ir a la elección del público en los teléfonos volvió a superar otra instancia luego de seguir brillando en los shows en vivo junto a los otros tres finalistas el Team Axel: Federico Gómez, Pedro Ríos y Jorge Jofre. Esa noche, Amorina estuvo al frente en el porcentaje de votos telefónicos con el 29,41% de los votos.

Y llegó a la gran gala del próximo miércoles 19 en el Gran Rex gracias a otra votación donde deslumbró en lo melódico y pasó la última etapa junto a Federico Gómez.

 Ahora no sólo pisará el escenario del  mítico teatro de la calle Corrientes, sino que  ya es finalista y buscará ser La Voz Argentina el domingo 16.

Amorina: Tordillo y la región te agradecen y felicitan por haber llegado a la gran final y extendemos nuestros saludos a toda tu familia que ha sido un pilar fundamental en todo tu caminar.

Dejamos para vos, una hermosa estrofa de la Zamba que cantaste con todo tu amor porque representaste a  tu gente y enamoraste a los que no te conocían, por todo eso y mucho más te decimos:

“Estremecidos de cielo

Yo ví tus ojos llorar.

La noche… pide guitarra

La zamba busca el olvido

Y yo te quiero cantar.

La noche pide guitarra

La zamba busca el camino,

Yo no te puedo olvidar”