El Intendente Héctor Olivera despidió el 2018 junto a la familia municipal donde compartió un grato momento con todos y dejó un mensaje de optimismo para el próximo año, que si bien, se espera que no sea fácil, el mandatario aseguró que “llevando a cabo buenas medidas, se podrán lograr cosas importantes y transitarlo de la mejor manera, además pidió a los presentes, cuidar la familia que somos”

Una vez más, el jefe comunal se mostró agradecido con sus empleados y contento de compartir un brindis augurando un 2019 donde se puedan concretar los proyectos y continuar trabajando en pos del bienestar de la comunidad.

Finalmente les deseó a todos un buen año con trabajo, salud y felicidad.