Las consecuencias de las tormentas no solo implican destrozos y daños en algunos viviendas y en la vía pública. En muchos casos, la fuerza del agua que circula hace que muchos vehículos pierdan las patentes.

La abundante caída de agua sorprendió a los vecinos que se encontraban circulando por las calles de la ciudad.

Las patentes de la imagen se encuentran en Vial Dolores a la espera de sus respectivos dueños.