Una banda de delincuentes que se dedicaba a estafar a jubilados haciéndose pasar por empleados de la Anses y que, varios de sus miembros operaban desde una cárcel de Córdoba, fue desbaratada tras un amplio operativo realizado por efectivos de la Policía bonaerense.

Las aprehensiones se llevaron a cabo en distintas localidades de Córdoba y en el complejo carcelario Adjutor Andrés Abregú, ubicado en Cruz del Eje, y estuvieron a cargo de efectivos pertenecientes a la Jefatura de Policía Comunal de General Alvear, perteneciente a la Policía de la Provincia de Buenos Aires.

Producto de los allanamientos, los efectivos apresaron a diez personas, dos de ellos alojados en la prisión, y secuestraron alrededor de 350 mil pesos que estaban en cuentas bancarias y que habían sido obtenidos con las estafas, teléfonos celulares y elementos de interés para la causa.