El gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, aseguró en Mar del Plata que la expresidenta Cristina Kirchner “es la única que garantizaría el triunfo de Mauricio Macri” en caso de enfrentar al oficialismo en una eventual segunda vuelta en las próximas elecciones presidenciales.

El precandidato presidencial del espacio Alternativa Federal realizó una recorrida por la Costa Atlántica en el marco de la campaña, donde analizó el panorama electoral.

“El gobierno y el kirchnerismo son dos caras de la misma moneda. Se retroalimentan, en términos de generar condiciones para que solo existan ellos. Pero creo que los argentinos quieren algo diferente a esta polarización Macri versus Cristina. Tenemos la obligación de generar esa alternativa”, indicó.

En ese sentido, analizó que “el nivel de imagen negativa que tiene la expresidenta es tan grande, que Cristina es la única que garantizaría el triunfo de Mauricio Macri en una segunda vuelta. Nosotros en segunda vuelta le ganaríamos al gobierno”.

En una entrevista con Télam, el gobernador salteño sostuvo que “para el ciudadano común la elección está lejísimo. Porque tenemos tantos problemas como las tarifas, falta trabajo y la caída del consumo, que a la gente le decís que hay elecciones dentro de diez meses y no puede ni pensar en ese plazo”.

Asimismo, ratificó su aspiración presidencial y dijo que irá a una interna dentro de Alternativa Federal con quienes quieran competir por esa misma candidatura.

“Alguna gente plantea que hay que eliminar las primarias, y en realidad lo que hay que discutir es que nuestro sistema ha mutado en un personalismo que nos ha hecho mucho daño. No es normal el nivel de personalismo de la Argentina: los partidos políticos parecen empresas”, indicó.

Consultado por la gobernadora María Eugenia Vida señaló que “es una dirigente que ha logrado meterse en un lugar muy interesante”, y dijo que “hay que entender que ir a una competencia electoral con ella requiere que elevemos la vara, y tener candidatos con niveles altos de confianza. Pero a su vez, hay una mala costumbre de conurbanizar las elecciones nacionales”.

Por último, se mostró en contra del desdoblamiento de elecciones porque consideró que “cuando tenés muy desdoblada la agenda te la pasás en campaña y no trabaja nadie en la gestión. Pero si en Buenos Aires quieren hacer algo distinto, lo respeto”.