El mandatario participó de una recorrida por la planta de tratamiento de residuos cloacales “Arroyo Grande”, en la ciudad de Ushuaia, Tierra del Fuego.

El presidente Mauricio Macri recorrió esta mañana la planta de tratamientos cloacales “Arroyo Grande”, en la ciudad de Ushuaia, y desde allí dijo que las obras que el Gobierno lleva adelante en todo el país vienen a revertir “décadas de promesas incumplidas”, y que además se hacen “con transparencia” y “licitaciones competitivas”.

El mandatario destacó en su discurso el plan de agua que se lanzó hace tres años, cuando inició su gestión, y que “tiene como objetivo darle agua potable y saneamiento para todos los argentinos”.

“Estas obras están cumpliendo con décadas de promesas incumplidas, creando esas bases que necesitamos para crecer y desarrollarnos”, destacó.

Macri remarcó que “el saneamiento permite cuidar la calidad de vida, la salud, el ambiente” y todo lo que hace a la vida diaria de las personas.

“Además lo hemos logrado con transparencia, licitando en forma competitiva, y con una obra que avanza en los tiempos previstos, como está pasando en todo el país. Esto pasa por el cambio que hemos elegido”, analizó el Presidente.
Durante todo su discurso, Macri enumeró las “bases sólidas” sobre las que consideró que construye su proyecto, entre las que enumeró diferentes iniciativas para conectar el país, desde la infraestructura y también digitalmente.

En materia institucional, reclamó para eso “una justicia independiente que termine con la impunidad” y que le dé “tranquilidad a los argentinos”, y destacó la aprobación del Presupuesto 2019 porque “es un presupuesto serio que termina con eso de gastar más de lo que tenemos”.