El presidente de Estados Unidos avaló al líder opositor por ser “la única rama legítima del gobierno debidamente electo por el pueblo”.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció este miércoles en la cuenta de Twitter de la Casa Blanca que reconoce al presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Juan Guaidó, como presidente interino de Venezuela.

“En su rol como la única rama legítima del gobierno debidamente electo por el pueblo venezolano, la Asamblea Nacional invocó la constitución del país para declarar ilegítimo a Nicolás Maduro y, por ende, la oficina de la Presidencia quedó vacante”, argumentó el republicano para justificar su reconocimiento a Guiadó en un comunicado difundido por la Casa Blanca a la prensa.

“Instamos a otros gobiernos occidentales a reconocer al presidente de la Asamblea Nacional Guaidó como el presidente interino de Venezuela y trabajaremos de manera constructiva con ellos para apoyar los esfuerzos para restaurar la legitimidad constitucional”, agregó el mandatario.

Para concluir, la Casa Blanca advirtió al “régimen ilegítimo de Maduro”, al que ya le impone una serie de sanciones económicas y políticas, que lo considerará “directamente responsable de cualquier amenaza que haga contra el pueblo venezolano”.

Minutos antes de que se conociera el comunicado de Trump, el presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela se autoproclamó “presidente encargado” del país frente a una multitud que salió a las calles de Caracas para protestar contra el gobierno de Maduro y pedir, nuevamente, su salida del poder.

Horas antes, el vicepresidente de Trump, Mike Pence, había avalado las protestas opositoras en Venezuela y declarado que el presidente Nicolás Maduro “debe irse” del poder. “Nicolás Maduro no tiene legitimidad para reclamar el poder, Nicolás Maduro debe irse”, subrayó Pence en un artículo de opinión aparecido en el diario Wall Street Journal.

La declaración del vicepresidente norteamericano es un eslabón más en la cadena de presiones internacionales contra el segundo mandato de Maduro, que comenzó el pasado 1 de enero sin el reconocimiento de la OEA y el Grupo de Lima. Esos organismos, como también distintos gobiernos fuera de América, denuncian que el proceso electoral que derivó en la victoria de Maduro fue ilegítimo.

“Como he escuchado muchas veces de boca de venezolanos en los últimos dos años, Maduro ha exacerbado la corrupción y las políticas socialistas, acelerando su descenso desde uno de los países más ricos en el continente americano a uno de los más pobres y despóticos”, escribió Pence en su columna.

Reconocimiento de Argentina

Luego de un acuerdo realizado en el marco del Grupo de Lima, Argentina informaría esta tarde el reconocimiento formal mediante un comunicado al nuevo Gobierno de Venezuela, según consignó Infobae.

E.A./F.F.