Como lo anunciara el Intendente de Tordillo, Héctor Olivera, los empleados municipales hoy percibieron sus haberes con un incremento del 30%. Esta acción de gobierno significa un importante paliativo para las economías familiares y es una muestra más del compromiso del jefe comunal en pos de bienestar de los trabajadores.

Este aumento salarial implica también un aumento en el presentismo y en las horas extras lo cual es un incentivo más para toda la familia municipal.

Recordamos además que los agentes municipales percibieron a principio de enero una compensación no remunerativa de $ 4000. Esto es posible porque los números de la administración municipal han cerrado prolijamente y arrojaron un superávit fiscal en el año 2018.

“Cuando la gestión es responsable y las cuentas están ordenadas, un municipio como el nuestro puede salir a hacerle frente a una coyuntura tan espantosa como la actual. No vamos a abandonar jamás a nuestra gente ni pensamos permitir que les falte la dignidad a los hogares de nuestro distrito”, afirmó Héctor Olivera con la satisfacción de poder continuar brindando aportes económicos que ayudan a afrontar la crisis que se vive en la actualidad.