El miércoles 6 de marzo, a las 11 de la mañana, Dolores se empezó a poner el traje de payador. Grandes payadoras y payadores empezaron a llegar al primer pueblo patrio porque tenían una gran cita en la 27 º Fiesta Nacional de la Guitarra.

En horas del mediodía el gran equipo payadoril se dividió en tres para “copar” las radios regionales con más alcance. Los escuchas donde pusieran el dial, encontraban payadas.

Luego de un ameno almuerzo, algunos descansaron y las payadoras argentinas tuvieron el hermoso compromiso de cantar e invitar al país para la noche, a través de la TV Pública, en el programa de Facundo Saravia y Laura Oliva (con Marcelo Iribarne en el móvil) desde el Museo Libres del Sud de Dolores.

El pincel de la tardecita dejó un rato más dibujado el sol en el cielo dolorense para que en plena luz lleguen los dueños de la magia repentista al Predio de la Guitarra, donde otro medio estaba esperando a los protagonistas para empezar la denominada “previa” de la noche. Del móvil radial, al móvil televisivo nuevamente pero en el medio otra de las novedades de la jornada; Prueba de sonido con un desafío de payadores!!!

Ya a las 20,15 hs más de medio Galpón estaba completo. Los primeros mil se beneficiaron con un número para el sorteo de un cuadro que fue pintado en vivo sobre el escenario (otro hecho histórico). Colaboraron los alumnos del Taller de Payadores de Dolores en la entrega de números. Gracias!

Antes del reto payadoril, dos payadores subieron a acomodar voces y guitarras…cantaron una milonga y parecía que había empezado el espectáculo por la ovación del público. Pero había que demostrar ingenio espontáneo y por un hermoso plato de galardón el duelo fue a Pies Forzados. Frases de ocho sílabas al azar en un sombrero y 11 payadores diciendo una décima que termine con esa frase. El ganador era quien había sido más aplaudido. O sea, la gente fue el juez. Triunfó, aunque por muy poco debido a las excelentes décimas de los protagonistas, el payador Cristian Méndez.

21 hs en punto el Ballet Oficial de la Fiesta hace uso del escenario Estilo Pampeano para mostrar un maravilloso cuadro de danza dándole paso a la Reina saludando a la multitud.

Se proyectó un emotivo video con fotos del elenco de la noche, sumado a imágenes de figuras homenajeadas; Argentino Luna, Daniel Monrroy, Ismael Rossi y Domingo Velázquez. Aplausos durante los 3 minutos que duró el video.

Luego, la reconocida voz (en off) de la locutora oficial de la noche Mariángel Gabotto potencia la lírica de un poema de Marta Suint, dedicado a Carlos Molina, sobre la payada. Aparece y nace otro afectivo recibimiento popular. Da paso al payador que homenajea a Fleury; Pablo Gallastegui expone su virtuosismo para la guitarra en Milongueo del Ayer.

Posteriormente, sube al escenario Carlos Juárez (guitarrista de Nelly Omar) para poblar el tablado de prestigio internacional y Pablo Díaz para hacer un magistral cuadro en vivo y directo durante 75 minutos.

La primera payada demostró que el canto repentino no tiene fin. Los talentosos jóvenes Facundo Pistone de La Plata y Miguel Arévalo de Catamarca derrocharon poesía.

Marta Suint pone de pie la mujer con una letra suya y otra del gran Martín Castro. Y ya los Montes del Tordillo tenía al querido Cachín Velázquez sobre el Estilo Pampeano, acompañado del maipuense Gustavo Avello para un diálogo campero muy festejado.

Frente a la atenta mirada de las autoridades, como de personalidades que llegaron de lejos; los maestros Oscar Lanusse, Abel Zabala y Perla Carlino, entre otros, continuaba una noche de emociones. Así fue, como para regalar sonrisas, que apareció el balcarceño Cristian Méndez.

Posteriormente, un mensaje poco conocido, por la región que le pertenece, llegó desde Catamarca con Miguel Arévalo, otra demostración del federalismo del canto.

Momento único, cuando ocupan la tarima leyendas vivientes del género, como José Curbelo y Aldo Crubellier, haciendo una payada para el deleite de los seguidores. Y enseguida, quien bautizó a Curbelo como payador (el uruguayo Juan Ramón Aristegui) y quien ayudó a volver al camino a Crubellier (el uruguayo Saturno Santana) les rinden un merecido reconocimiento y lo hacen como tiene que ser, en verso! Entrega de Plaquetas y distinciones a las que se sumó nuestro veterano payador; Felipe Velázquez.

Un intervalo para frenar las emociones, mientras los asistentes en la cantina repleta disfrutaban aplaudiendo las pantallas como si estuvieran adentro del salón. Las gradas se poblaron y no había sillas vacías, además del público de pie.

Medios de todo el país, cantores, payadores, músicos y gente de ciudades muy lejanas acompañaron la propuesta. Ya la TV Pública empezaba a trasmitir en vivo y directo. Otro momento histórico para nuestro arte, hasta las 2 de la mañana (parte en vivo y parte en diferido ya que finalizamos a la 1hs) el país mirando payadores con gran rating.

Se regaló el majestuoso cuadro de Pablo Díaz (el afortunado fue Maldonado de Castelli) y justamente el payador maestro y dibujante intercambió décimas de alto nivel con el dolorense Pablo Gallastegui.

El tango y los payadores caminaron de la mano por Dolores en la hermosa voz de Gustavo Avello y la brillante guitarra de Carlos Juárez. Otra ovación.

Y llegaron los juegos de improvisación, que nos tienen acostumbrados David Tokar y Emanuel Gabotto, donde el público también fue protagonista aportando frases.

Desde Entre Ríos, Liliana Salvat dejó un mensaje criollo y de fe que acarició el alma de los concurrentes, para luego dar paso a un contrapunto picante entre Cristian Méndez y el payador de Sol de Mayo Roberto Parodi. Risas, aplausos y gritos.

No podía faltar la Guitarra de Pancho Luna y luego de brindar en décimas el maestro José Curbelo hace ese himno de los payadores junto a David Tokar.

Susana Repetto deja un emotivo poema expresando que la payada es la cura de sus heridas y la excelente presentadora da paso a un momento de gloria femenina y payadoril; después de 25 años se juntan para payar Susana, Marta y Liliana! Y trasmitido en vivo para el país y parte de América. Media Letra, aplausos, sube el resto del elenco y la gente de pie despide otro año La Noche de los Payadores…

Gracias a las autoridades, medios, colegas, soldados anónimos, empleados municipales, colaboradores, ciudad de Dolores, asistentes, etc. que lo hicieron posible.

Ya estamos pensando en la edición 2020 con muchas sorpresas.

Comisión Payadores