El ministro de Interior, Rogelio Frigerio, aseguró hoy que los problemas de Argentina son “estructurales” y que “no se resuelven en una gestión de gobierno”, al tiempo que aseguró que están “sentando las bases” del “cambio estructural” que necesita el país para dejar atrás la crisis.

“Estamos sentando las bases de ese cambio estructural que necesita Argentina, pero eso tarda, y ese fue nuestro principal error, creer que esos problemas se resuelven en una gestión de gobierno”, dijo Frigerio en diálogo esta mañana con radio Mitre.

Agregó que “son tremendamente difíciles” de solucionar “los problemas estructurales que tiene la Argentina”, y dijo que “necesitan tiempo”, al tiempo que reconoció que “es difícil pedir a una sociedad tan sufrida como la argentina” más tiempo.

Recordó que “en abril se va cumplir un año del inicio de la crisis y la recesión”, primero con el cierre del crédito a la región y luego con la peor sequía de los últimos cincuenta años.

Dijo que con el objetivo de mejorar esta situación se elaboró “un presupuesto equilibrado” mientras continúan trabajando “para solucionar los problemas que más le quitan el sueño a los compatriotas”.

Frigerio asumió que “la política monetaria por lo menos tarda seis meses en dar resultados” y reconoció que “la volatilidad cambiaría es algo que preocupa a los argentinos, como también la inflación”, y “no de ahora, sino de siempre”.

“Si cada tres años hay una corrida cambiaría, si cada diez una gran crisis.

por supuesto los argentinos estamos siempre preocupados por el dólar, la inflación y la marcha de la economía”.

El funcionario también apuntó a pensar otra estructura productiva, para dejar de ser el granero del mundo y transformar a la Argentina en el “supermercado del mundo”.

Dijo que a pesar de la crisis, el gobierno sigue invirtiendo en obras públicas que le mejoren la vida a la gente, y recordó que “el gasto social (de este gobierno) es el más alto de la historia”, aunque no dejó de reconocer “los millones de argentinos que están pasando una situación angustiante” debido a esta crisis.