La inflación de marzo fue del 4,7%, la más alta en lo que va del año, luego del 2,9% de enero y del 3,8% en febrero, según informó el Indec.

Una vez más, el dólar y el alza de tarifas fueron determinantes para sostener la presión inflacionaria. Transportes, combustibles, educación, alimentos y bebidas fueron algunos de los rubros con más aumentos.

Aunque marzo sería un pico, en abril no llegaría a bajar demasiado. Los analistas están previendo un incremento de 3,8% a 4% para este mes, de la mano de subas en combustibles, subte y gas.