Ante el estado publico que han tomado unas fotos intimas del padre Maximiliano, cabe informar lo siguente:

1. El domingo 14 de abril pidió perdón de manera publica en su parroquia, durante la Misa del domingo de Ramos y fue reprendido de manera formal por parte del Obispo.

2. No hay denuncia penal porque no hay delito que denunciar.

La condicion de pecadores no exime a los ministros. En el camino de seguir al Señor, unos y otros, nos ayudamos mutuamente a llevar la vida cristiana como “un tesoro en vasijas de barro” (2 Co 4,7)

Es por eso que el llamado a la conversión no exime a los sacerdotes. Todo lo contrario; ya que habiendo sido llamados para “seguirlo y dejarlo todo” han de ser modelo para su rebaño confiado.

La Pascua es la oportunidad para dejarse iluminar por el Señor que ha resucitado. Sin ninguna duda confiamos que no le faltará la Gracia de Dios al padre Maxi para llevar adelante un camino de conversión y de fidelidad al Señor que le ha confiado la misión de ser su ministro.

Nos unimos en oración y encomendamos al cuidado de Maria, Madre de la Iglesia, este momento que nos toca transitar.

Equipo de Pastoral Juvenil
Diócesis de Chascomús