El presidente constitucional de Venezuela, Nicolás Maduro, brindó un discurso por el Día del Trabajador y se refirió a los hechos que suceden en el país.

En medio de la tensión, el conflicto, los enfrentamientos y la incertidumbre, Nicolás Maduro, presidente de Venezuela, habló y pidió por una jornada de diálogo para reflexionar y “rectificar los errores cometidos” en la Revolución.

En el Día Internacional del Trabajador, Maduro llamó a una jornada nacional de diálogo, de acción y propuesta del poder popular el 4 y 5 de mayo.

“Convoco al Congreso Bolivariano de los Pueblos, al Gran Polo Patriótico Simón Bolívar, al Partido Socialista Unido de Venezuela, a las Unidades de Batalla Hugo Chávez, a todas las gobernadoras, gobernadores, alcaldes y alcaldesas a la gran jornada nacional de cambio, rectificación y renovación revolucionaria”, dijo el presidente constitucional venezolano.

Además, reiteró que no permitirá un golpe de Estado orquestado durante su Gobierno. Luego, preguntó “¿Qué debemos hacer para enfrentar el bloqueo? (estadounidense)”.

También se refirió a los incidentes ocurridos este martes y miércoles y volvió a lanzar la interrogante de qué hubiese sucedido si se tomaban otras decisiones: “¿Qué hubiera pasado si hubiéramos enfrentado a esos golpistas? Una masacre entre venezolanos, nos hubiéramos matado entre venezolanos”, para finalizar con “en Washington hubiesen celebrado”.