“Un puñado de traidores no manchará el honor militar”, afirmó el mandatario chavista desde un centro de entrenamiento mientras los opositores marchan a los cuarteles.

La Fuerza Armada está en el centro de la disputa por el poder entre Nicolás Maduro y Juan Guaidó en Venezuela. Mientras el dirigente opositor convocó a sus simpatizantes a marchar hacia los cuarteles, el líder chavista dirige este sábado ejercicios militares.

Acompañado por el alto mando y miles de soldados, Maduro les pidió “estar listos y prestos para defender la patria con las armas en la mano si algún día el imperio norteamericano osara tocar esta tierra”.

“íUnión, cohesión, disciplina, obediencia, subordinación y lealtad suprema a la Constitución, a la patria, a la revolución y al comandante en jefe legítimo”, reclamó el mandatario ante unos 5.300 uniformados, la mayoría cadetes.

Desde el centro de adiestramiento en el estado Cojedes, en el centro-noroeste del país, también le envió un mensaje a la oposición: “Un puñado de traidores que se venden a los intereses de los EEUU, no manchará el honor militar de la Patria”.

“Nuestra Fuerza Armada está profundamente comprometida con la protección del pueblo, la defensa de la soberanía nacional y la Constitución; es una institución de moral y luces”, tuiteó junto a una imagen acompañado de uniformados como informó TN.

La lucha por el control de la línea de mando militar tuvo un nuevo capítulo de tensión cuando el martes un grupo de uniformados se sublevó, liberó al líder opositor Leopoldo López e instó a sus compañeros de armas a desconocer a Nicolás Maduro.

Desde ese fallido levantamiento dirigido por Guaidó (al que medio centenar de países reconocen como presidente interino), el líder chavista se ha mostrado en varias ocasiones con los militares. En estos encuentros, en los que participan altos mandos, el jefe de Estado insiste en tener a su favor la “lealtad” de los uniformados.