Expertos en seguridad vial pusieron reparos a la instalación de este tipo de carteles. Rechazan su colocación en esquinas por el potente efecto lumínico, sobre todo en horas de la noche.

Con el cambio del Código de Publicidad, se permitió la inclusión de las cartelerías con pantallas LED y varias esquinas de Mar del Plata comenzaron a lucir estéticamente renovadas, además de generar un mayor flujo de trabajo para las empresas gráficas de la ciudad, cuestión que siempre fue discutida con la exnormativa implementada por la administración de Gustavo Pulti.

Sin embargo, expertos en seguridad vial y representantes de ong´s vinculadas al tema, expresaron su preocupación por la proliferación de este tipo de cartelerías: afirman que deben estar en lugares donde no distraigan la atención de los automovilistas.

Expertos en seguridad vial de la ciudad explicaron a 0223 que en otros países hay regulaciones en cuanto a la intensidad de la luminosidad de los artefactos LED publicitarios en la vía pública, “que debe ser más alto durante el día y bajar durante la noche”.

“No se tienen que poner en los cruces porque pueden distraer a los conductores. Estos carteles deben estar a mitad de cuadra antes que en una esquina, por la seguridad vial”, razonó la misma fuente.

Hace casi 10 años, cuando en Mar del Plata este tipo de tecnología estaba vedada por el anterior Código de Publicidad, en la ciudad de Buenos Aires surgió el debate por este tipo de pantallas LED, sobretodo por un enorme cartel de Coca Cola, el más grande de Sudamérica por ese entonces, de 567 metros cuadrados, en la zona del Obelisco. A los 15 días, un juez ordenó apagarlo por el riesgo al tránsito pero a las semanas volvió a funcionar, esta vez con menor luminosidad. Y el gobierno porteño debió legislar una nueva ley, que autoriza a su instalación mientras se presenten estudios de impacto lumínico al tránsito vehicular y peatonal.

Por tal motivo, este medio digital conversó con Alberto Gasparini, docente capacitador de Luchemos por la Vida, que desde Capital Federal, dio su opinión por este tipo de publicidad.

“Desde hace años bregamos en la ciudad de Buenos Aires para que haya cambios en la normativa. Pero intervienen empresas que invierten mucho dinero en la publicidad y para nosotros es bastante difícil”, señaló el especialista.

Para Gasparini “hay que aceptar que todo esto distrae al conductor” pero también, agregó, “el GPS y otros elementos también afectan la atención de los automovilistas. No hay que prohibir las pantallas LED, pero si debe estar regulada su colocación en la vía pública”, concluyó.

Las pantallas LED en el debate

A través de un informe, desde el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) indicaron que al “tratarse de fenómeno contemporáneo, aún no existe una ley que reglamente los máximos lumínicos permitidos, ni consenso entre especialistas frente al grado distractivo de las pantallas de LED en la vía pública”.

“Como toda innovación, estas megapantallas desafían la normativa existente y avivan un debate que aun sigue en la búsqueda de consensos. Mientras tanto, el INTI aporta su capacidad y calidad técnica para la medición del impacto lumínico al tránsito vehicular y peatonal, y se expide con recomendaciones, aportes y sugerencias para un uso adecuado de esta tecnología”.

En el mundo, el debate sobre el tema comenzó muchos años atrás: en sectores emblemáticos, como es el caso de Times Square, en New York, se limitó el tránsito vehicular solo al transporte público, atentos a los riesgos que implicaban a la seguridad vial.0223.