El presidente Mauricio Macri recorrió este martes junto a la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, las obras de una nueva terminal en el puerto de Campana.

Según la información oficial, se trata de la terminal Tajiber, que tendrá una extensión de 240 hectáreas, una capacidad de amarre de 1900 metros lineales y una profundidad de dragado de 11 metros. Cuando esté totalmente habilitada, será una de las más importantes del país para el comercio automotriz.

El complejo portuario cuenta también con una terminal destinada a cargas limpias para el comercio de cítricos, carnes y azúcar, entre otros productos, y una tercera orientada al sector industrial en que prevalecen las operaciones de carbonato de sodio, sulfato de sodio, sal, hidróxido de aluminio y cloruro de potasio.

El jefe del Estado realizó la visita acompañado también por Daniel Swier, titular del Complejo Portuario Euroamerica, la firma encargada de la obra, y dialogó con los operarios que trabajan en el embarcadero.

También participaron Sebastián Abella, intendente de Campana, y Mariano Saúl, subsecretario de Puertos y Vías Navegables de la Nación.

Desde diciembre de 2015, el Gobierno adoptó una serie de medidas orientadas a reducir los costos logísticos de los puertos argentinos que tornaban menos competitivo el comercio con otros países por las vías fluvial y marítima, destacó el comunicado de Presidencia.

En ese lapso, el Gobierno redujo 61% los costos logísticos de exportación y 21% los de importación en el puerto de Buenos Aires, como parte de las medidas que potenciaron el comercio exterior y colaboraron con la recuperación de las economías regionales y la generación de empleo.