Se impuso con amplitud sobre el radical Daniel Kroneberger en las elecciones celebradas en La Pampa, en las que también resultó derrotado el diputado del Pro Martín Maquieyra.

Tal cual se esperaba, el justicialismo obtuvo una rotunda victoria en las elecciones celebradas en la provincia de La Pampa, donde el candidato oficialista Sergio Ziliotto se impuso con alrededor del 48% de los votos sobre el radical Daniel Kroneberger, que consiguió un 31%.

El diputado nacional del bloque Justicialista será el nuevo gobernador, sucediendo a Carlos Verna, quien el año pasado renunció a buscar la reelección por razones de salud.

La nota en estas elecciones la dio el triunfo del candidato camporista Luciano Di Nápoli en Santa Rosa, arrebatándole la intendencia a Leandro Altolaguirre, de Cambiemos.

Tampoco le fue bien al diputado nacional del Pro Martín Maquieyra, quien buscaba la intendencia de General Pico y fue vencido por la ministra de Desarrollo Social, Fernanda Alonso.

Tras salir victorioso en los sufragios de La Pampa, el gobernador electo se mostró alegre por el triunfo electoral y apuntó a que los pampeanos “han elegido cuál es el rumbo”.

“Queremos agradecerle a la ciudadanía pampeana que ha confiado nuevamente en el Partido Justicialista, apoyando este modelo de gobierno que hace 36 años y elección tras elección nos viene ratificando su acompañamiento”, indicó Ziliotto, para agregar luego: “Los pampeanos nuevamente nos han dado su apoyo, han elegido cuál es el rumbo. En la provincia de La Pampa, los pampeanos han elegido el camino del peronismo que significa más dignidad, más inclusión, más ampliación de derechos, en definitiva, más justicia social, pero también una puesta a futuro”.

De esta manera, el gobernador electo dejó en claro que en aquella provincia “el futuro es peronista”, en tanto que su objetivo es seguir “defendiendo ese superávit fiscal histórico que nos permite a nosotros día a día las banderas del justicialismo, en dependencia económica, soberanía política y justicia social”. Consigna Parlamentario.com.

Por su parte, el actual gobernador, Carlos Verna, apuntó contra Cambiemos, al cual lo acusó de ser “un modelo neoliberal que trajo al país desocupación, aumento de la pobreza, de la inflación, del endeudamiento, con un abandono del Estado nacional”.

“Yo creo que lo que se discutió en esta elección, aunque Cambiermos trató de provincializarla excesivamente, fue la diferencia de dos modelos de gobierno en la provincia de La Pampa que se aplica hace 36 años, que es el modelo del peronismo, del modelo de bienestar social de la gente, donde el gobernador debe tener un ojo puesto ocupado y preocupado en la justicia social, en la salud y en la educación, y un modelo neoliberal que trajo al país desocupación, aumento de la pobreza, de la inflación, del endeudamiento, con un abandono del Estado nacional.

“Prácticamente con el Gobierno nacional no hemos tenido relación, la provincia se caracterizó por hacer unas 1.000 viviendas sociales por año, con Macri no pudimos hacer ninguna”, afirmó Verna, quien agregó: “nosotros armamos un frente con aquellos partidos que compartían con nosotros el hecho de que querían salir de este modelo neoconservador”.

De cara a las elecciones nacionales, el gobernador dejó en claro que “hay que hacer lo mismo”, es decir, “primero se debe elaborar una plataforma, se debe decir qué es lo que hay que hacer y después habrá que elegir los candidatos”.

“Si hay acuerdo, habrá una sola lista, cosa que parece no posible porque Scioli ha dicho que es candidato, Alberto Fernández ha dicho que es candidato, es decir que por lo menos va a haber una PASO”, aseveró el funcionario, quien adhirió: “Aquellos peronistas que no formen parte de un frente nacional en el que se plantea como objetivo un cambio democrática de este gobierno, están jugando para el Gobierno y no para el peronismo”.