Las sirenas de los Bomberos obedecen a un llamado por principio de incendio de una garrafa en la parrilla de una vivienda de calle Hipólito Yrigoyen. Allí los bomberos solucionaron el inconveniente rápidamente.

Queda solo el mal momento vivido ya que afortunadamente todo fue controlado por los bomberos,  no hubo consecuencias en el domicilio.

 Trabajaron además, personal policial y Guardia Urbana Municipal.