El ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, Cristian Ritondo, participó este lunes del egreso de 300 efectivos de la policía provincial pertenecientes a la Unidad Táctica de Operaciones Inmediatas (UTOI), un grupo de tareas especiales dedicado a dar respuestas rápidas a los delitos y las contravenciones.

“El cierre de este curso reafirma uno de los pilares de nuestra gestión, que es cuidar a quienes nos cuidan”, sostuvo el titular de la cartera de Seguridad al dirigirse a los flamantes egresados y explicó que “la capacitación de nuestra fuerza es una de las herramientas para que cada día sean mejores policías”.

A su vez, el Ministro destacó la entrega de 40 motos, cuatro blindados, dos furgones para traslado y armamento nuevo para la UTOI y le dijo a los egresados que “estas herramientas sumadas al aprendizaje de estos meses son claves para el desarrollo y el progreso como profesionales”.

“Una policía capacitada es una mejor policía, capaz de cumplir con su deber en la lucha contra el narcotráfico, las mafias y la delincuencia”, aseguró Ritondo y concluyó: “Una fuerza de seguridad que cuenta con los recursos necesarios es la que necesitamos para proteger a los vecinos y vecinas de la provincia”.

En el acto de egreso, que se llevó a cabo en la escuela de formación Juan Vucetich, estuvieron presentes el jefe de la policía, comisario general Fabián Perroni, el subsecretario de Planificación, Gestión y Evaluación, Vicente Ventura Barreiro;  y demás autoridades ministeriales y policiales.