El ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo, confirmó este jueves que otros 9 policías, entre ellos el superintendente de Seguridad Regional Capital y la cúpula de la Jefatura Departamental de San Vicente, fueron separados de la fuerza como consecuencia de la muerte de cuatro jóvenes el lunes último durante una persecución policial en la localidad bonaerense de San Miguel del Monte.

De esta forma, ya suman 12 los efectivos sancionados y sometidos a investigación a raíz del hecho en el que además, el propio Ritondo aseguró que el proyectil que impactó en uno de los cuatro jóvenes muertos en San Miguel del Monte “es compatible con una pistola calibre nueve milímetros” lo que “significa que a prima facie hubo bala por parte de la policía”.