El Ministerio de Producción y Trabajo redujo este viernes aranceles de importación sobre 39 autopartes no producidas en el país, con el fin de dar impulso a la “productividad y competitividad” del sector.

La medida, que entrará en vigencia dentro de 15 días, se formalizó a través de la Resolución 93/2019 publicada en el Boletín Oficial. Esta decisión “beneficiará a la productividad y competitividad de todo el complejo automotriz del país”, aseguró la cartera que conduce Dante Sica.

En julio de 2018, la Secretaría de Industria había establecido el listado de bienes no producidos que podían ser importados al amparo de un régimen que reduce los aranceles al 2%.

Esas partes y piezas alcanzadas por la medida se utilizan para la producción de vehículos y también de autopartes.

Ahora, luego de un relevamiento realizado por el Gobierno junto a las terminales automotrices y empresas autopartistas locales, la lista se amplió y se incluyeron partes y piezas principalmente orientadas a conjuntos de autopartes que se utilizan en las nuevas tecnologías de motorización y la digitalización de diversas funciones incorporadas a los vehículos, según la información oficial.