LO DIJO ETCHEVARREN EN LA MARCHA DE LAS ANTORCHAS.

Se realizó la edición 101º de la tradicional Marcha de las Antorchas, que organiza el Colegio Nacional. Se encontraban presentes el Intendente Camilo Etchevarren, integrantes del Gabinete Municipal, autoridades educativas, docentes del Colegio Nacional, ex alumnos, integrantes de Fuerzas de Seguridad, estudiantes y vecinos.

Luego de recorrer las calles céntricas de la ciudad, en Plaza Castelli se desarrolló el acto que comenzó con la entrada de las Banderas de Ceremonia y la entonación del Himno Nacional Argentino.

En primer lugar se escucharon palabras de la Vice Directora Elina Boffelli, que comenzó señalando “desde el año 1918, nos reunimos en esta suerte de vigilia Patria a fin de recordar y celebrar el acontecimiento más importante sobre el cual se asentaron las bases de nuestra Nación. Hace 209 años un grupo de patriotas iluminó con sus palabras, con sus actos y con sus acciones, el camino hacia la Independencia. Como un modo de recuperar ese espíritu, cada año en nuestra ciudad, volvemos a iluminar la ciudad con nuestras antorchas”.

La Vide Directora continuó diciendo “no debemos caer en la falsa ilusión de un 25 de Mayo con paraguas y cintas celestes y blancas. La Revolución no fue tan pacífica como aparentó y muchas veces se impuso con violencia hacia sus opositores. Como toda ruptura trajo aparejados temores, desgarros y dolor. Es nuestro deber, como hijos de los hombres de Mayo, recoger su herencia y repensarlos como hermanos para mirar el futuro con esperanza”.

Posteriormente el Jefe Comunal destacó que era un gusto poder estar compartiendo un día tan especial en una asamblea popular en la querida y hermosa Plaza Castelli, felicitando a la Promoción 1969 que se encontraba presente. “Más que como Intendente, quiero hablarles como egresado del año 1984 del querido Colegio Nacional. Hace 35 años un día como hoy caminamos por las calles con una antorcha en la mano y nos recibieron autoridades, profesores y alumnos”, afirmó Etchevarren.

El Intendente comentó como era la realidad en el tiempo que egresó, recordando que se venía de la guerra de Malvinas en 1982, con todo lo que había significado la misma para el país y Dolores. La recuperación de la Democracia en 1983, con un líder político como Raúl Alfonsín, del cual dijo “nos invitaba a hacer el País soñado entre todos juntos. Nosotros que teníamos la edad de todos ustedes vivíamos un tiempo de bronca generacional. Será ley de la vida que los hijos les reprochen a sus padres, había cosas que no nos cerraban del Proceso”.

Etchevarren mencionó que Alfonsín juzgó a las Juntas Militares, lo que catalogó de histórico, en un País de 70 años de gobiernos militares. “Es real que muchas cosas no salieron y que muchos sueños quedaron postergados”, indicó el Intendente.

Recordando la historia reciente el Jefe Comunal comentó que por la guerra de Malvinas dejó de escucharse el rock británico y resurgió el nacional, con bandas como Serú Girán, Charly García, Pedro y Pablo con su Marcha de la Bronca, Baglieto, Vitale, Silvina Garré, Fandermole y León Gieco. “Eran tiempos de egresos, momentos felices con nuestros amigos, pensábamos en lo que íbamos a estudiar, llenos de sueños”, afirmaba Etchevarren.

En otro párrafo el Intendente comentó que su hija que tiene la edad de muchos de los jóvenes que se encontraban presentes le reprocha que nos paso. “Desde hace 35 años no paramos de hacer que los indicadores económicos, políticos y sociales desciendan. Estamos cada vez peor, en todo retrocedemos”, añadió Etchevarren, que agregó “con nuestro gobierno municipal dejamos de ser espectadores y dimos un paso hacia adelante, nos hicimos cargo, con menos años que ustedes soñaba con ser Intendente. Con un grupo de amigos y amigas decidimos participar. Nos presentamos con el slogan Si Cambías, Cambia Dolores y logramos transformar esta ciudad que era tan desigual y hoy estamos haciendo de Dolores una sociedad más justa e igualitaria. Tenemos la felicidad de haber cumplido el sueño”.

En el tramo final Etchevarren resaltó “luchen por sus sueños, tienen una edad maravillosa, tienen la juventud en sus manos. Sean arquitectos de su propio destino, como decía José Ingenieros. Traten de cumplir sus sueños, no comparto esa idea de que todo tiempo pasado fue mejor, muy por el contrario, lo mejor está por venir, ese futuro que soñamos y que necesitamos. El futuro no será un regalo, será la obra y el resultado del trabajo, del esfuerzo y de las acciones colectivas que puedan hacer, por ese país que soñaron nuestros padres y abuelos. Luchemos por ese País que nos debemos todos los argentinos de bien”.